Wall Street tensión entre EEUU y China

Los tambores de guerra comercial, incluso una de divisas, han sonado fuerte esta semana entre Estados Unidos y China y nada hay más sensible que un inversor preocupado. Las Bolsas lo llevan reflejando toda la semana: el lunes Wall Street firmó su peor sesión del año y aunque el martes pareció dar un respiro, hoy a vuelto a caer con fuerza, arrastrando todo a su paso. El tímido rebote que parecía estar viviendo Europa se ha quedado en nada en cuanto ha abierto la bolsa estadounidense. Todas las señales de alerta siguen encendidas.

Y es que el temor a que la escalada de tensión entre las dos economías más grandes del mundo se enquiste y acabe derivando en una recesión global se ha instalado en los mercados. Cuando eso pasa, los inversores tratan lógicamente de huir de los valores más volátiles o sensibles y buscan refugio en otros más sólidos, como el oro o algunos bonos soberanos regios, como el alemán.

Pero no sólo el bund ha recibido hoy la avalancha de inversores preocupados por la situación econónica y geopolítica. Se ha producido un hundimiento generalizado de los costes de financiación de la deuda de la Eurozona -el Banco Central Europeo tiene previsto reactivar sus compras en breve- y el interés que se paga por el bono español a 10 años [con cuya rentabilidad respecto a la del bono alemán se calcula la prima de riesgo del país] ha tocado su nivel más bajo de la historia: un 0,162%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *