barcelona

Las mermadas cuentas del FC Barcelona respiran aliviadas. Tras más de un mes y medio de tensas negociaciones iniciadas cuando Josep Maria Bartomeu todavía presidía el club la junta gestora del FC Barcelona y los abogados de los jugadores lograron sellar en pleno Black Friday , un principio de acuerdo para adecuar los salarios de los futbolistas a la preocupante situación económica que atraviesa la entidad.

Se trata de un pacto que debe ratificarse en los próximos días por parte del colectivo de jugadores y técnicos pero que contempla hacer un ajuste del coste salarial de la temporada vigente por 122 millones de retribuciones fijas que se abonarán durante los próximos cuatro años. A esta cifra, se suma el pago en diferido durante tres años de las variables de la presente temporada presupuestadas en unos 50 millones de euros.

Todo esto a menos de dos meses de que se celebren las próximas elecciones a la presidencia del FC Barcelona, previstas para el 24 de enero. Del futuro presidente dependerá que las plantillas ingresen las cantidades diferidas.

Por el momento la gestora presidida por Carles Tusquets se siente satisfecha. El acuerdo supondrá dejar de pagar a inicios del 2021 un total de 172 millones de euros, cumpliendo con creces el objetivo que se había propuesto: aplazar el pago de los jugadores correspondiente a enero de entre 170 y 180 millones de euros de masa salarial ante la reducción de ingresos en torno a los 300 millones de euros en el presente ejercicio. Si no se hubiera llegado a ningún acuerdo, las cuentas reflejarían un descubierto de unos 70 millones de euros.

Por medialuz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *