Un trabajador, que realizaba labores de vigilancia en la tienda de Leroy Merlin en el Alcalá de Guadaíra, ha fallecido a consecuencia de las lesiones sufridas tras caerle encima una de las cancelas del aparcamiento de este establecimiento, situado junto a la autovía A-92. Los hechos ocurrieron en la noche del pasado miércoles y el empleado del Grupo Eulen murió en la tarde del viernes en el hospital Virgen del Rocío, donde tuvo que ser ingresado por la gravedad de su estado.

Según ha informado a este periódico Manuel Jesús Rueda, miembro del comité de empresa de Eulen Seguridad en la Delegación de Sevilla y coordinador de Organización de delegación provincial de Alternativa Sindical en Sevilla, fue el pasado miércoles, entre las diez y once de la noche, cuando el vigilante de seguridad sufrió el accidente laboral que terminaría acabando con su vida dos días después.javascript:falsePUBLICIDAD 

A este vigilante, según informa esta organización sindical, le cayó una de las cancelas correderas del parking de estos grandes almacenes de la empresa de bricolaje y construcción, cuando la estaba terminando de cerrar de forma manual, debido a una avería de la misma. En este sentido, añaden desde el sindicato que esa misma mañana la encargada del mantenimiento y reparación del establecimiento estuvo maniobrando en la misma, pues estaba averiada, aunque no pudieron terminar el trabajo.

Señala el coordinador del sindicato y miembro del comité de empresa, el vigilante de seguridad fue trasladado por el servicio de emergencias sanitarias 061 hasta los servicios médicos de la mutua de la empresa, donde permaneció más de doce horas, tratándole de una fractura de clavícula.

Según la representación legal de los trabajadores de Alternativa Sindical, a las doce horas del accidente el trabajador herido fue trasladado al hospital Virgen del Rocío debido al empeoramiento de su estado de salud.

Accidente laboral

Lamentablemente y a consecuencias de las lesiones sufridas con la caída de la cancela, el trabajador, con dos hijos, falleció en la tarde del pasado viernes en el Virgen del Rocío.

Desde Alternativa Sindical confían en que Grupo Eulen ponga a disposición de la familia todos los medios necesarios en estos momentos, declarando lo ocurrido como accidente laboral y agilice los trámites con la mutua para que la viuda y sus hijos puedan percibir su correspondiente indemnización económica conforme al baremo que legalmente se fija en la tabla de indemnización por accidente de trabajo con el resultado de fallecimiento.

Por último, la organización sindical, según su coordinador y miembro del comité de empersa, ha solicitado a la compañía toda la información sobre el accidente para dirimir las responsabilidades que correspondan. Este periódico se ha puesto en contacto con la empresa de seguridad pero no ha obtenido información sobre lo ocurrido con un empleado suyo.

Por medialuz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *