Mango pierde 35 millones en 2018

Mango no ha logrado salir de los números rojos en 2018 y perdió 35 millones de euros (en 2017 fueron 33 millones), a pesar de que logró aumentar las ventas en 40 millones de euros, hasta alcanzar los 2.233 millones. Es un 1,8% más de lo que vendió en 2017.

«En 2018, en un entorno complejo y en plena transformación del negocio de la moda, los clientes han valorado bien nuestras colecciones y hemos conseguido incrementar nuestras ventas, algo que no había ocurrido en años anteriores», ha señalado el director general de Mango, Toni Ruiz.

La cadena entró en pérdidas hace tres años, como consecuencia de la fuerte apuesta que hizo por reformar su parque comercial. La cadena catalana sigue readaptando sus tiendas y está abriendo espacios más grandes, lo que ellos llaman megastores.

El año pasado la cadena catalana redujo en 100 millones su deuda financiera, que alcanza ahora los 315 millones. El pasado mes de diciembre se firmó un acuerdo de refinanciación hasta el año 2023.

EL 77% SE VENDE FUERA

En cuanto a las ventas, el 77% se fue fuera mientras que el mercado español copó el 23% de las ventas. En palabras de Toni Ruiz, «la tendencia al alza en las ventas de Mango se ha mantenido durante el primer semestre de 2019, con un aumento de más de 50 millones respecto al mismo período de 2018″.

Lo que está creciendo de manera importante es el negocio online, que ya supone el 20% de la facturación para Mango, tras aumentar en 2018 las ventas por internet un 31%

Para atender los pedidos que llegan por internet, el grupo abrirá otro almacén logístico en septiembre en México, que se sumará a los ocho que tiene repartidos por todo el mundo. Los objetivos de la compañía pasan por llegar a un 30% de cuota online el año que viene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *