Apple suspende el programa de escuchas de conversaciones privadas

Hasta ahora ni Google, ni Amazon ni Apple han sido transparentes al explicar a los usuarios quienes escuchan las conversaciones que mantienen con los asistentes. Pero esto podría empezar a cambiar debido a las filtraciones al respecto producidas en los últimos meses. Apple ha suspendido el programa de escucha de conversaciones de los usuarios con Siri, según adelanta el medio especializado en tecnología TechCrunch. La compañía de Cupertino ha afirmado al mismo medio que revisará el proceso para determinar si el asistente escucha las consultas correctamente o si se activa por error y permitirá a los usuarios elegir si participar o no en este programa.

«Estamos comprometidos con proporcionar una gran experiencia con Siri al mismo tiempo que protegemos la privacidad del usuario. Mientras llevamos a cabo una revisión exhaustiva, hemos suspendido el programa global de calificación de Siri. Además, como parte de una futura actualización de software, los usuarios podrán elegir el participar en este programa», afirma Apple en un comunicado.

Apple, que lleva por bandera el derecho a la privacidad de sus clientes, tardó cerca de tres meses en reconocer a EL PAÍS que contrataba a estos transcriptores. Lo hizo la semana pasada cuando este periódico reveló que la compañía de Cupertino contaba con empleados en España que escuchan conversaciones privadas de los usuarios en varios idiomas, entre ellos el francés y el alemán. «Estos audios no se relacionan en ningún momento con los usuarios y se escuchan y analizan para mejorar lo que entiende la máquina, para entender acentos y formas diferentes de hablar”, afirmaron entonces fuentes de Apple.

La escucha de grabaciones privadas se lleva a cabo a través de una empresa subcontratada. Los revisores se encargan de analizar conversaciones privadas y peticiones que se realizan al asistente virtual de los dispositivos de Apple. Se encuentran, según relatan, con grabaciones de todo tipo: desde “búsquedas o peticiones normales a Siri a muchas barbaridades”.